Productos artísticos

Es impresionante ver como los propios artistas se convierten en productos del mercado. Cómo se vende una nueva marca: la del artista.

Navegando en búsqueda de imágenes para la contextualización de mi trabajo, he encontrado distintos productos con la marca del artista pop Andy Warhol y esto me ha hecho recordar los múltiples spots y campañas donde la imagen o el estilo de un artista -normalmente ya consagrado, y en la mayoría de los casos muerto- se plasma en diferentes productos como coches, perfumes o incluso accesorios para el iPhone -no olvido el merchandising que podemos encontrar en internet, en tiendas de diseño o museos, pero esta sería otra cuestión a tratar-. Estos artistas de décadas anteriores, sin saberlo, están convirtiéndose en un reclamo para la venta y el consumo de productos comerciales.

Ya Citroen sacó un coche con el nombre Xara Picasso, que llevaba el nombre del pintor cubista Pablo Picasso – y su firma impresa en el propio vehículo- y en su spot nos mostraba cómo el alma del artista lo pintaba sus conocidas caras en el coche mientras escuchaba música -todo esto a través de las máquinas que pintan los vehículos- y, al llegar el supervisor, todo volvía a la normalidad y estos cohes se volvían a pintar de un color gris, el color con el que sí puede salir del concesionario, eso sí con la firma del propio Picasso.

Picasso es uno de los ejemplos de explotación de marca de artista, son múltiples los productos que han llegado a salir con su nombre e imagen. Sus herederos siguen lucrándose del nombre de este famoso pintor español afianzado en el París de las vanguardias históricas ya que éste sigue -y seguirá- siendo un reclamo para la sociedad de consumo de nuestro tiempo.

Otro de los protagonistas de esta transformación del artista en producto comercial es el neoyorkino Andy Warhol. Su polifacética obra lo mantuvo en activo en distintos campos artísticos. Fue publicista, pintor, cineasta o editor dentro de su interés en representar la confluencia real entre el arte y la vida. El concepto “arte = vida” que encontramos en el arte de la segunda mitad del siglo XX viene reflejado en la figura de Warhol, continuador de los ready-mades de Duchamp y prepulsor del Pop Art Norteamericano. Warhol desarrolló distintas propuestas creativas, pero todas ellas se encontraban centradas en torno a su preocupación por una sociedad de consumo: la norteamericana. Otros muchos creadores tanto americanos como europeos también se acercaron a esta tendencia, influenciados por la sociedad del momento, por el gran cambio que se produce donde el consumo toma una gran fuerza y nos inunda con sus productos y sus mensajes.

En vida, Warhol nos mostró su visión de este mundo donde vivía, de sus estrellas, de sus productos: Brillo Box, Coca-Cola, sopas Campbell o los cereales Kellogg’s son algunos de los productos que encontramos en sus esculturas, litografías o pinturas. Incluso, como hemos visto, llegó a trabajar como publicista interesado, además de en el aspecto económico, en las posibilidades que este mundo le ofrecía. El vodka Absolut o el perfume Chanel fueron algunos de sus trabajos por encargo.

                                                    ANDY WARHOL, Nº 5 Chanel, 1985

Lo que no sé si podía llegar a imaginar es que se convertiría en la nueva imagen de accesorios para Apple. La “Andy Warhol Collection” cuenta con maletas, bolsos para portátiles o e-books y fundas para Iphone e Ipad. Casi nada… “Se destacan algunos modelos, como el que trae la imagen de la vaca rosa de Warhol o el famoso plátano de los disco de Velvet Undergoround”.

Esta colección pretende ofrecer una mezcla entre arte contemporáneo y tecnología, o así es como te la venden y se puede adquirir en las tiendas oficiales de Apple. ¡A mi me encanta! que pena que no tenga un iPhone, iPad, “iNada”… ¿veis? hasta a mi que trabajo en estos campos me convencen. Es brutal el estudio de mercado que se hace para venderte un producto, además, ¿porqué no Tàpies?, ¿porqué no Bruce Nauman?, ¿porqué no Kosuth? Esto Apple lo conoce muy bien, porque Warhol vende, vende a un público de masas, llega a más gente y, además, nos ofrece un arte llamativo, vistoso y decorativo (con decorativo no me refiero en ningún momento a su obra de forma peyorativa, me gusta mucho su trabajo y lo considero un gran artista).

Como homenaje a Apple, esta marca que “siempre piensa en todo” una imagen de la obra de Antonio de Felipe donde Blancanieves muerde la manzana, logotipo de esta marca informática (en esta ocasión he querido ser benévola, hay imágenes más críticas sobre Apple y, que personalmente, me identifican más).

//

 

Anuncios

Acerca de anagalarcon

Doctora en Historia del Arte, investigadora y comisaría independiente.

  1. Decir que Picasso fue un pintor cubista es dejar de lado el resto de su obra, que como usted sabrá, no es poca. Me sorprende que se le añada un adjetivo.
    A veces, aunque nos sepa mal a los que amamos la cultura, la publicidad tiene un papel difusor de ella.
    Andy Warhol fue publicista antes que pintor y eso se nota en toda su obra. Colorear fotocopias no es arte, aunque a veces no tengo claro lo que si es. Por supuesto que si el que las colorea es una figura pública en seguida se le atribuye un valor, para mi, discutible, artístico y económico.
    ¿ Conoce usted las listas de los muertos mas rentables? Marylin Monroe, Elvis Presley, El Che, Einstein y un largo etcétera lo son. Aunque sea solo para vender camisetas. Así que Apple sabe muy bien lo que hace usando referencias que todos conocemos.

    • Hola, gracias por tu interés.
      Sí, por supuesto que cuento con que la obra de Picasso en muchísimo más extensa y no se limita sólo a su época cubista. Realmente, como has podido ver, no me interesa analizar la extensa obra de este pintor sino hablar de la influecnia del arte en la publicidad y en sus productos. Aunque tienes razón con lo que me escribes del “adjetivo”, aunque entiendo que este blog no tiene una visión científica, sólo pretendeo hablar de temas de mi interés, no de analizar a los grandes creadores.
      Y efectivamente, la publicidad actua como difusor de la cultura en muchas ocasiones como bien dices. La publicidad, realmente, tiene este papel de difusión de todo tipo de productos, sean de la naturaleza que sean: cultura, ocio, turismo, tendencias y productos de todo tipo. A mi personalmente no me importa, -ni me molesta- que la publicidad juegue este papel con la cultura, -incluso me gusta y me preocupa en mis trabajos que éstos tengan una buena difusión-, la comunicación de una actividad artística es necesaria y cuantos más recursos tenga la institución, entidad, empresa privada, etc. que la realiza mayor difusión tendrá esta. Realmente creo que estamos mezclando conceptos.
      Y en cuanto a lo que comentas de que colorear fotocopias no es arte… tengo una visión bastante extensa sobre ello y no termino de compartir tu comentario.
      Gracias por tu comentario y saludos!

  2. Gracias anagalarcon. Si algún día escribes sobre que colorear fotocopias es arte estaré encantada de leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: